¿Por qué?

Benévolo lector:

Este rejunte de recetas se originó en la necesidad que tuve de anotar los detalles de aquellas que me agradaban; porque mis ganas de mejorarlas, unida a mi falta de atención por los detalles, las hacían permanente objeto de mutilaciones.
El criterio de selección de las mismas fue solamente el de mi gusto personal, por sobre la sofisticación, originalidad u otra razón.

Me di cuenta de la necesidad de anotarlas, cuando un audaz, hace ya tiempo, me pidió indicaciones para hacer una carbonada. Cuando lo hice, me di cuenta que las proporciones que le señalaba eran totalmente aleatorias, las indicaciones sonaban vagas y todo constituía un embrollo más que una receta. La necesidad de poner un poco de orden originó esto.

La idea no de anotar alguna, sino todas las que conocía me entusiasmó, porque a medida que las anotaba me venían a la memoria momentos gratos relacionados a esos sabores y recetas, lugares donde las probé y personas con las que compartí esas experiencias.

Fue una forma de recordar esos episodios y a la vez anotar recetas de cocina para los que nos suceden en la familia. Es bueno que además de las cartas, fotos, objetos y otras cosas similares, también tengan un recuerdo de los mismos sabores familiares que yo tengo, producto de esas recetas de mis abuelas que eran guardadas como secretos de estado, y de algunas otras que agregué.

Esto explicará, para algún desprevenido que lea esto, el tono coloquial empleado, las personas a las que con gran cariño nombro y las anécdotas más propias de conversaciones entre amigos que se aprecian –y que se permiten ciertas libertades en el trato- que otra cosa.

No he querido ser irrespetuoso con mis comentarios sobre aquellos nombrados que ya no están y que no se pueden defender ni desmentirme. Hago de cuenta, al recordarlos aquí, que se reirían conmigo de este rejunte.

Va dirigida esta recopilación, principalmente y sin lugar a dudas, a mis íntimos y a mi mismo (como ayuda memoria).

Miguel

8 comentarios sobre “¿Por qué?”

  1. Hermoso tu blog Miguel, y lo mejor de todo la posibilidad de expandir tanto conocimiento que se plasman en tus maravillosas recetas: GRACIAS POR COMPARTIRLO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Un abrazo
    Gabi Ranzuglia

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario! Con respecto a los conocimientos, debo hacer notar nuevamente que son TODOS y CADA UNO, tomados prestados de gente que sabe. Lo único que hice, fue “amontonarlos”. Gracias de nuevo Gabi, y espero que te sean de utilidad.

      Me gusta

  2. Querido amigo, no nos conocemos. Pero realmente para nosotros “los cantineros” que amamos la buena cocina, la buscamos en cuanto rincon del mundo visitamos y cuando la encontramos la promovemos como un merecido tributo, te quiero decir que me encantó tu blog. Desde nuestro espacio lo vamos a promover y abiertas nuestras puertas estan para que publques en nuestro muro (si aceptas nuestra la invitación a conectarnos) cada vez que quieras. te mando un abrazo. Cristian

    Me gusta

  3. miguel , estuvimos ojeando su blog y nos parecio muy original y con cosas muy ricas . se ve que le gusta comer rico y que sabe cocinar. es ud un “bon vivant” y muy mundano . nos intriga y pensamos en Ud que estuvo vinculado con la diplomacia o como restauranter. de todas formas gracias y lo agregare a favoritos . llegue a su blog por la receta del lomo a la Eduardo VII que también comia con padre. también notamos que no ha recreado las recetas y que las mismas conservan su autitencidad !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s