Cómo curar cacerolas de aluminio

Muchas veces ante una necesidad puntual agregamos a nuestras “herramientas” algunas que tienen carácter provisorio.

Esto suele suceder cuando tenemos alguna tarea estacional que por sus características no deseamos usar nuestras queridas cacerolas u ollas que hemos comprado con esfuerzo.

Típico -es también- tener algunas ollas de gran capacidad, que por tamaño y poco uso, no justifica invertir en ellas sumas de dinero significativas.

En estos casos, casi siempre, analizamos y realizamos la compra de alguna olla de aluminio.

Estas cacerolas y ollas han sido mal consideradas durante mucho tiempo, y ciertamente es injusto.

Tienen múltiples ventajas sobre muchas otras. Son en su eficiencia de transmisión de calor similares a las de cobre, y en el aspecto de su limpieza, sin lugar a dudas superiores.

El peso de una cacerola de alumino, es mucho menor a todas las demás, lo que las hace muy amigables en su uso, más aún para los que ya tenemos dolor de articulaciones.

En el aspecto de costo, también aventaja -y por mucho- a todas las demás.

La industria de estas cenicientas de la cocina se está actualizando rápidamente y ofrecen múltiples variantes en formas y calidades.

El único consejo que doy es que a las que se venden sin ningún tipo de cobertura de teflón o cerámica, se las prepare para su uso. Este es un proceso muy sencillo y que les dará una cualidad adicional: se pueden considerar antiadherentes después de un breve y sencillo tratamiento.

El primer paso, es lavarlas muy bien, para retirar así cualquier resto de los aceites industriales que se usan para su fabricación.

Lo segundo es lo más importante.

Primero caliente el horno, luego con ayuda de un papel de cocina con apenas aceite de girasol resfregar la olla o cacerola por todo su interior. No estoy hablando de untar, ni de pintar, sino de apenas humedecer con aceite.

Luego introducir la olla o cacerola durante DOS HORAS en el horno a máxima temperatura.

Es muy importante no poner aceite en exceso, ya que la capa quedará gruesa y será más facil que se desprenda. Nada más.

Quedarán agradablemente sorprendidos por su resultado.

IMG_0007

Anuncios

5 comentarios sobre “Cómo curar cacerolas de aluminio”

    1. Amiga, nunca he visto una olla de aluminio herrumbrada. El aluminio muy sucio debe limpiarse cuidadosamente con un muy buen detergente o crema para limpieza profunda, con la ayuda de una esponja o un fieltro (verde). Es importante no usar limpiadores muy abrasivos. Luego proceder a curarla como indico.en la receta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s