IMG_0119

Bifes de hígado a la inglesa

Restaurante “venga al 9” también conocido como “El Canal”

estaba en Ayacucho y Castex en Bs. As.

6 Porciones

Ingredientes:

  • Hígado                                                            6 bifes
  • Harina                                                            1 taza
  • Cebolla                                                           2
  • Panceta ahumada                                        6 fetas
  • Salsa Worcester Shire (Lea & Perrins)     a gusto
  • Papas a la inglesa                                         6
  • Sal y pimienta                                               a gusto

Preparación:

  • La base para la preparación de unos buenos hígados es la correcta elección de los mismos.
    Deben ser tiernos, provenientes de animales jóvenes, amén de frescos y libres de nervaduras. Para esto, deben ser de color claro, firmes, pero si cortamos un pequeño pedacito, se debe deshacer entre los dedos, dejando una pasta suave y grasosa en los mismos.
    Debemos descartar los de color oscuro, porque indica que no son jóvenes y poco grasos.
    Los bifes deben ser de más o menos un cm de espesor.
  • Cortar las cebollas en pluma, reservar.
  • En una sartén saltear las fetas de panceta para que suelten su grasa, retirar y reservar.
  • Pasar los bifes de hígado por harina salpimentada, sacudir el exceso de ella.
  • En la misma sartén, agregar un poco de manteca, saltear los bifes, luego agregar las cebollas y saltear.
  • Cuando se dan vuelta los bifes, rociar con la salsa inglesa, agregar un poco de agua para desglasar y hacer un poco más suave la salsa. Agregar luego la panceta ya cocida por encima para que retome temperatura.

Presentación:

  • Servir el bife de hígado, encima una loncha de panceta ahumada, las cebollas al costado. Napar con la salsa.
  • Acompañar con una papa hervida a la inglesa, (esto es cocinarla a partir de agua fría).

Nota:

Tenía un amigo que respondía al nombre de Manuel Fernandez Oro, a quien era más conveniente regalarle un traje, que invitarlo a comer.

Menos mal, que como era una excelentísima persona, jamás a ninguno de sus amigos les hizo cargar con el peso de sus consumos. ¡Todo un gentleman!

Una vez fuimos a comer a este lugar (El Canal) con otros más.
Este amigo además de comer muy bien, como dije, le gustaba también comer mucho; era bastante afecto a elegir sus opciones, mirando más la columna de la derecha, que la descripción de lo que comía; no era cosa de quedarse con hambre por una cuestión de economía. ¡Joder!

Era común verlo comenzar la sesión con un par de platos de sopa, entrada económica y llenadora si las hay.

Concretando: una noche, comenzó con un consomé de no se qué y siguió con dos (2) platos de hígados a la inglesa. Ante la cara de sorpresa de todos, aclaró que aparte de su precio, la relación costo/calidad era superlativa.

Tanto me sorprendió, que la siguiente vez que fui, lo probé. Desde esa vez, los hígados a la inglesa, fueron el comienzo de una serie de pruebas con este producto tan bueno.

Como no viene al caso y para no arruinarle aún más la reputación a este buen amigo, no voy a contar nada de sus andanzas en un bolichón de San Martín de los Andes llamado “El Esquinazo”. (Todo un nombre)

Debo achacarle una falta: me quedó debiendo su receta de chutney (herencia de su abuela irlandesa).

Un comentario sobre “Bifes de hígado a la inglesa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s